Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 
AddThis Social Bookmark Button

Un preámbulo de lo que será la presentación del padre Aycardo Alzate en Radiominutón 2013 “Colombia para Cristo”, se pudo disfrutar la noche de ayer en la Gran Asamblea Carismática en el teatro Minuto de Dios. Con un repertorio amplio de canciones de alabanza compuestas por el reconocido sacerdote,  todos, sin excepción, gozaron con el júbilo y gozo del Espíritu Santo, y de inmediato pidió un momento al Señor a través de su canto.

“Regálame un momento, Señor… regálame un momento de paz,

Regálame un momento, quiero sentir tu aliento, tu fuerza y tu gran bondad…”

Y así los cientos de asistentes comenzaron a disfrutar una noche plena de alabanza al ritmo de la balada, salsa, merengue, hasta reaggeton y, la fuerte y siempre pedida, ranchera.

Pero lo más importante en la Asamblea no podía faltar para la gloria del Señor y fue la enseñanza. Una enseñanza que hace reflexionar profundamente lo verdaderamente comprometidos que se puede estar con Dios, el Señor. La historia del joven rico que pudo acercarse a Jesucristo y preguntarle ¿Qué debo hacer para llegar al cielo? Cuya respuesta del Señor, siempre llena de amor pero con firmeza y comprometedora, le dice: “<Hijo, cumple los mandamientos> y os enumeró. Ahí dio una clave Jesús, de cómo se abren las puertas del cielo… y el muchacho que es muy bueno, que es un hombre de Iglesia, se siente feliz y dice <estoy hecho, Maestro, los he cumplido todos>, a lo que el Señor le asiente y le dice <pero te falta algo. Vende todo lo que tienes, dale el dinero a los pobres y ven, sígueme>…”

Ante esa respuesta contundente, el joven agacha la cabeza y se retira. Ahí queda entonces, el entusiasmo. Porque en la vida, nos pasamos cumpliendo con algunas cosas de Dios, pero traicionándolo con nuestros actos.

“Y además, cuando uno cumple los mandamiento y se equivoca en alguno, Dios nos ha dejado un subsidio maravilloso que se llama la confesión. Entonces uno está hecho. Trate de cumplir los que más pueda y si falla en alguno pues vaya y confiésese… no seamos tan ilusos en creer que a Dios lo agradamos y lo engañamos con una ‘rezadita’ a la semana. No. Así no funcionan las cosas con Dios, porque si Él está en todas partes, conoce absolutamente todo: el pecadito, la traición y la deshonestidad… y yo me imagino a Dios sufriendo al verte aquí rezando de rodillas y afuera traicionándolo como un vil cobarde mentiroso”.

Y de esa manera queda la gran pregunta, ¿qué tan verdaderamente estamos comprometidos con lo que Dios no enseña y nos ordena para ganar la verdadera salvación?

El padre Aycardo, en su repertorio de alabanza incluyó sus letras  destinadas a esta enseñanza que entregó desde el Evangelio.

Corporación Centro Carismático Minuto de Dios
Cra 73 A No. 81 32 - Barrio Minuto de Dios - Telefono: (57 1) 743 3070
Bogotá Colombia
Scroll Up